Luces en el Tanatorio

Única entrada del relato Luces en el Tanatorio, al ser bastante corto comparado con los demás. Éste relato es un poco más pasivo que el resto, escrito con la canción I walk alone de Tarja Turunnen de fondo.

Saludos.

Luces en el Tanatorio

Muchas cosas se han vuelto confusas en mi mente desde aquel día, borradas por una huella horriblemente cruel llamada tiempo. La mayoría de los rostros de los presentes se asemejaban a máscaras grises con las cuencas vacías, como los rostros de los muertos… Qué flores había, no lo sé con seguridad, sólo recuerdo que eran blancas como la nieve, emitiendo una luz casi cegadora en contraste con la oscuridad del lugar… y, a pesar de toda la gente que había a mi alrededor, yo me sentía solo.

Avancé con lentitud sobre la alfombra roja, que a pesar de mis suaves pasos hacía retumbar mis pies como si una bestia furiosa caminara por allí. Acabada la misa, la gente ya se estaba levantando, pero yo no quería irme de allí; si salía por aquellas enormes puertas y las cerraba a mi paso, sería firmar aquello que temía mi joven y frágil corazón.

La había amado tanto…

Y ahora estaba solo.

El último de los presentes cerró la puerta tras de sí al marchar. Yo me quedé a solas con ella, observándola en su eterno lecho de caoba. Incluso fallecida, era la más hermosa de todas las criaturas vivientes que yo había llegado a conocer. Su cuerpo, pequeño y frágil, permanecía intacto bajo el vestido blanco que yo había elegido para la ceremonia. Las manos, descansando sobre sus pequeños pechos, entrelazaban los dedos mientras sujetaban la más bella de las flores blancas. Su cuello, largo y grácil, se encontraba desnudo, sin ningún tipo de decoración. Y su rostro, levemente maquillado, era más luminoso que la luz del sol. Su labios y sus mejillas no habían perdido el color a pesar del paso de la muerte, y sus bellos bucles dorados se esparcían a su alrededor, como los mismos rayos solares. Agarré su mano fría, sollozando.

Y la había amado tanto…

Lloré y lloré, mientras mis lágrimas caían sobre su rostro como un torrente desbordado. Lo más hermoso que jamás llegué a poseer me lo habían arrebatado las crueles garras del destino sin ningún tipo de contemplación. Toda ella estaba fría, completamente fría… Había sido la criatura más cálida del mundo, y ahora estaba fría…

Y la amaba tanto…

– Todo es oscuridad sin ti ahora – balbuceé -. No hay luz si no estás conmigo…

Alcé la vista entonces. Una pequeña voluta de luz blanca, del tamaño del puño de un bebé, flotaba ante mí, iluminando mis lágrimas como si se trataran de gotas de cristal. Miré alrededor, anonadado: decenas de aquellas volutas flotaban por toda la habitación, iluminando toda la estancia como una luz blanco azulada espectral. Me volví hacia ella, que parecía sonreír. De repente, su propio espectro se levantó de su cuerpo, saltando al suelo desde su ataúd. Alzó una de sus manos y tocó una de las volutas, que por un instante brilló aún más. Sonrió, radiante, y riendo, empezó a bailar a mi alrededor. Se paró ante mí, agarrando una de las volutas y tendiéndomela. Intenté agarrarla, pero ésta dio un brinco y salió zumbando, yendo al punto más alejado de la sala. Ella rió, divertida, mientras yo la miraba, embelesado.

– Te amo tanto…

Dejó de sonreír, pero siguió mirándome con ternura. Posó uno de sus dedos sobre mis labios y, guiñándome el ojo, se dirigió de nuevo hacia su ataúd. Se introdujo de nuevo en él, pero antes de tumbarse de nuevo, me lazó un beso, tierno, suave…

“Me dijiste una vez que las luces brillan en cualquier lugar del mundo” pensé “. Incluso allí donde reinan las sombras…”

Ella asintió con una leve sonrisa. Sí, comprendía el significado de aquellas palabras…

– Adiós, mi princesa…

Mi dama cerró los ojos y se dejó caer, dejando sólo su cadáver caduco. Di la vuelta, mientras todas las luces se apagaban una a una tras de mí.

“Luces en el tanatorio”.

– Te amaré tanto…

Cualquier luz puede brillar en cualquier lugar…

Anuncios

3 comentarios el “Luces en el Tanatorio

  1. Alan Rulf dice:

    Muy bonito. La última frase es… especial, “Cualquier luz puede brillar en cualquier lugar…”

    Saludos.

  2. CRIPTOS dice:

    Duuh… sorry por el spam vía twitter.

    Hay algunos signos de puntación que faltan, exceso de uso de comas y falta de ; a mi parecer. Esto en solo los términos del estilo.

    En el contenido, vaya que me gusto… tiene una parte bastante tétrica, cuando ella se levanta, en ese momento no sabes a donde irá a parar la narración, pero luego se resuelve de forma muy amigable…

    Excelente cierre, para platicar y comentar.

    Felicidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s